Archivo

Temas

Sobre el blog

Presentamos el blog de Pregoneros Emocionales

Blog de Pregoneros Emocionales

L 3/08/2020 - juan presa

¿Cuáles son las 6 emociones básicas?


Habrás oído hablar alguna vez de las 6 emociones básicas descubiertas por Paul Eckman en los años 60: sorpresa, asco, miedo, alegría, tristeza e ira. Este psicólogo norteamericano sacó esa conclusión de la investigación que realizó por todo el mundo sobre las expresiones faciales de personas de diferentes culturas y etnias.

Hoy sabemos que las emociones son mucho más que expresiones faciales. La psicóloga y doctora Preciada Azancot, en sus estudios a partir de los hallazgos de Erik Berne y Jung, estudió el comportamiento humano en profundidad y reformuló las teorías de Eckman, Maslow y otros estudiosos de la Psicología. Para Azancot, las emociones básicas son: miedo, tristeza, rabia, orgullo, amor y alegría.

Al estudiar estas emociones, no se limitó a describir la expresión facial sino que halló la función de cada una de ellas, su para qué, y las conectó con los estímulos adecuados, ya que cada emoción ha de ser utilizada en las situaciones correctas para que cumpla su función. El modelo de Azancot, al que llamó Metamodelo de Análisis Transformacional, alcanza gran profundidad, entrando también en el ámbito de las tipologías de personalidad. Lo más importante de este modelo es su aplicación práctica, al alcance de cualquier persona con sólo unas horas de formación. Contempla seis dimensiones de la persona que son las necesarias para desempeñar una vida satisfactoria, para dirigir nuestro comportamiento y fluir con los acontecimientos de manera armónica. Cada dimensión corresponde con una emoción, con una "energía emocional".

La armonía no quiere decir que se pretenda eliminar el sufrimiento ni alcanzar un mundo irreal de color de rosa. Hablamos de un modelo profundamente realista.

Expliquemos con un poco más de amplitud las seis emciones básicas:

MIEDO: es la emoción que te invita a protegerte y cerrarte cuando percibes una posible amenaza por parte de algo o alguien que podría invadirte o alterar tu bienestar. El miedo existe para garantizar tu seguridad. Sin el miedo conectado estaríamos indefensos. Por ello es la emoción que pone límites y dice no. Su uso depende del respeto por ti mismo y por los demás.

TRISTEZA: es la emoción que te hace pensar cuando hay algún problema o conflicto que resolver. Cualquier pérdida entra en este ámbito. Existe para nuestro desarrollo y nos permite aprender de los errores, mejorar y evolucionar. Es la emoción que acepta las pérdidas, se hace responsable de ellas y piensa, reflexiona y analiza para encontrar soluciones que nos hagan sentir mejor.

RABIA: es la emoción que te pone en marcha y te hace reaccionar cuando detectas una mentira, un abuso, una traición, un engaño o una manipulación. Existe para hacer justicia en tu vida. La reacción que propone esta emoción no tiene que ver con el insulto, la agresividad o la violencia. Por eso es muy diferente la ira o la cólera de la rabia. La rabia se aplica diciendo "así no y así sí", con firmeza tranquila.

ORGULLO: No encontrarás esta emoción en otros modelos pero fíjate si será importante que regula la autoestima personal. Es la emoción que te conecta con tu ser interior para admirar las grandezas propias y ajenas. Normalmente hemos oído hablar del orgullo en tono negativo, achacándolo a la soberbia o el engreimiento (que sería un orgullo falso o inflado). Su finalidad es el reconocimiento de tu estatus personal. Conectar con tu orgullo es acceder a la creatividad, a la imaginación, a la invención y al crecimiento personal. Es la apuesta por la valía del otro y la tuya propia, al mismo nivel.

AMOR: es la emoción que permite crear y crearse un espacio seguro donde no sea necesario fingir ni disimular ser quien no eres. Requiere contrapartida (quizá no inmediata), pues no vale que uno dé y el otro lo celebre con alegría sin corresponder. Existe para crear tu sistema de pertenencia, formado por personas afines que tú eliges. Amor implica cariño, apoyo, solidaridad, generosidad, gratitud, motivación... No debemos confundir la emoción amor con otros significados de la palabra amor en otros contextos como el religioso.

ALEGRÍA: es la emoción que nos permite fluir en libertad quitándonos pesos muertos de encima. Te acerca a la verdad que te libera y te abre a los cambios, a lo desconocido, a lo nuevo, para que te beneficies de las oportunidades que la vida te ofrece, de forma gratuita o por tu esfuerzo. Su finalidad es la plenitud y nos acerca al para qué de nuestra existencia al conectarnos con nuestra parte más espiritual. Gracias a la alegría vives, fluyes, disfrutas, te relajas y te abres a los regalos inesperados.

Todas las demás emociones que existen en nuestro vocabulario son secundarias, derivadas y mezclas de estas seis, y pueden describir estados puntuales de nuestra psique, situaciones o reacciones físicas o psíquicas.

Aprender a gestionar cada una de estas emociones significa, primero observarnos y analizar nuestra realidad y nuestras reacciones, y segundo, saber reconocer los diferentes estímulos para responder con la emoción adecuada.

Si queremos profundizar, el MAT nos ofrece abundantes leyes emocionales que han sido probadas en miles de personas y que nos ofrecen soluciones prácticas a los problemas cotidianos de índole emocional.




Pregoneros Emocionales

Avda Burgos 20
47009 VALLADOLID (ESPAÑA)